RECOMIENDAN PONER EL FOCO EN EL BALANCE HÍDRICO DEL CAMPO

El Ing. Carlos Vionnet fue invitado a disertar en la reunión mensual del Directorio de la Bolsa

 

 Frente a las situaciones climáticas e hídricas que asolan el territorio provincial, la Bolsa de Comercio de Santa Fe, invitó al Ingeniero en Recurso Hídricos Carlos Vionnet, a disertar en el transcurso de una reunión mensual del Directorio de la institución. La exposición del orador versó sobre el tema: “Precipitaciones en el centro-oeste de la Provincia de Santa Fe; eventos extremos: ¿anomalías o normalidad?”.

El disertante, de aquilatada formación y trayectoria académica, fue presentado por el presidente de la BCSF, Ing. Agr. Olegario Tejedor, y su exposición fue seguida con particular interés por los integrantes de la Mesa Directiva y por los presidentes de las Cámaras y Centros adheridos a la institución.

El Ing. Vionnet sostuvo que nos encontremos o no, en un ciclo húmedo, la tendencia parece ser la “intensificación de los extremos” debido al cambio climático, tanto en los máximos (inundaciones) como en los mínimos (sequías). Agregó, que la región Centro-Litoral de la Argentina, además del fenómeno El Niño, viene padeciendo “los embates de la circulación de alta y baja presión SIS, causante ‘aparente’ de las copiosas lluvias caídas en la región, las que no pueden ser pronosticadas con la suficiente antelación”.

Bregó por revisar “el balance hídrico” y recordó que “el balance de agua es un juego de suma cero”, y que en el largo plazo, se podían dar “desajustes” por cambios en el uso de los suelos. Recordó, al respecto, que en los últimos años, unas 10 millones de hectáreas pampeanas pasaron de actividad ganadera o mixta a la agrícola pura.

Mayor cantidad de agua en la región

 

El Ing. Vionnet comenzó la disertación recordando que a nivel global se estaba dando una tendencia creciente de emisiones de GEI; en el período 1990- 2012 tuvo un crecimiento anual promedio de 2,15%. Recordó, asimismo que, según un informe oficial de la Argentina de 2015, el país contribuye con emisiones al calentamiento global.

Advirtió que una de las consecuencias del cambio climático era “el notorio desplazamiento de las isohietas hacia el oeste”, hecho que representa “un incremento medio de hasta 150 milímetros de precipitaciones más” por año.  Con el aporte de filmillas, consignó que había “una contribución neta de mayor humedad” y ante una pregunta respondió, que la desforestación podía ser una de las causas.

Citó como ejemplos de lo mencionado, el cambio de comportamiento del río Salado que llegó a transportar 4.000 metros cúbicos por segundo, en el 2003. “El Salado se multiplica por 20 o 30 veces; el río Paraná en períodos de crecida, se multiplica por 3”, aseveró. 

El Ing. Vionnet mostró una filmilla que reflejó este cambio de caudal y sostuvo que estos “eventos extremos” podían ser considerados como consecuencia del cambio climático. La región tuvo otros en el 2005, en marzo de 2007,  en agosto de 2012 y en febrero de 2014.

Otro ejemplo que aportó fue lo sucedido en la localidad de Elisa, en el departamento Las Colonias, como caso testigo de lo que ha venido ocurriendo en la Cuenca del Arroyo Cululú, en los últimos 14 años (período 2002-2017). Recordó que en 2003, en Elisa, habían precipitado 1.800 milímetros y que esa localidad había sufrido “9 eventos extremos en 14 años”.

Luego, el orador, se refirió al ascenso de las napas y sostuvo que en la región; dicho ascenso se produce “muy rápido”, por “la mayor cantidad de agua” y por el “tipo de suelo”.

Al tratar de analizar posibles causas de las lluvias en el centro norte del país, citó al fenómeno El Niño pero también al “Patrón SIS” (centros de alta y baja presión).

Dijo que hacia fines de diciembre de 2016 y enero de 2017, el Patrón SIS estuvo activo en su fase positiva, promoviendo lluvias más abundantes que las normales.

El Patrón SIS forma parte de la variabilidad natural del clima, oscila con períodos de 20 a 50 días; tiene actividad todo el año y es independiente de los fenómenos El Niño y La Niña. Una fase negativa del Patrón SIS promovió la ola de calor de diciembre de 2013.

Frente a otras opiniones de técnicos, como por ejemplo las que atribuye lo que ocurre al cultivo de la soja, el Ing. Vionnet no compartió esta teoría ya revertida por el mismo INTA de Castelar,  y se manifestó a favor de “revisar el balance hídrico”.  A las napas altas las atribuyó a que está lloviendo más por el cambio climático y también habló de “los ciclos húmedos o secos”, que duran a veces muchos años.

Evaluó como muy negativo que la Argentina no tenga registros pluviométricos serios e históricos, e indicó que el único país que los posee es Inglaterra, que los ha llevado por 200 años. Al respecto insistió que para tener conclusiones estadísticas se requerían registros históricos.

Napas altas

 

En otro momento de la disertación mostró una filmilla referida al perfil freático en la Estación Rafaela entre los años 1969 y 2007, en la que claramente se observa que la elevación de la napa comienza antes de la incorporación de la tecnología de la siembra directa en la provincia y de la aparición de los cultivos transgénicos.

Por eso, el Ing. Vionnet, más allá de reconocer que cualquier tecnología tiene efectos no deseados que deben conocerse y tratar de corregirse, insistió en que había que revisar el balance hídrico. “La red de drenaje, alivia y debe funcionar para tomar los excedentes, pero no resuelve el problema de acumulación o de ascenso de las napas freáticas.

“En el caso del agua, la solución debe ser definitiva o no funciona. El balance hídrico es un juego de suma cero”, consignó para recordar, luego, que la cantidad de agua en el mundo siempre es la misma.

Indicó que para “deprimir la napa” hay dos formas: el bombeo mecánico (se lo ha comenzado a utilizar como regular de volúmenes en lagunas Melincué y La Picasa), y el bombeo biológico, con el doble cultivo y mejores prácticas agrícolas.

A pesar de no compartir la teoría de que la soja es la culpable de lo sucedido, el Ing. Vionnet fue claro e insistente en recomendar al productor “no quedarse sólo haciendo soja”, sino producirla en rotación con otros cultivos de invierno: trigo, cebada, centeno, que deberían ser parte de las prácticas agropecuarias.

En la cena que siguió a la disertación, los conceptos expresados por el Ing. Vionnet fueron objeto de intercambios con los presentes. El orador recomendó como importante que “el productor conozca la topografía de su campo y la instalación de tecnologías que le permita conocer el balance hídrico del predio”. Mencionó al respecto, el Modelo Digital del Terreno como un primer paso.

 

Compartelo en las redes sociales

Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

21-02-2017  |  Imprimir

BOLSA DE COMERCIO DE SANTA FE
San Martín 2231 (S3000FRW) - Santa Fe - 342 4554734 - E-mail: secretaria@bcsf.com.ar - República Argentina
© 2015 - Bolsa de Comercio de Santa Fe - Derechos reservados